Me encantan las notas de cata de los cafés especiales.

Desde un café de filtro que jurarías que se trata de una infusión de miel y melocotón, hasta morder un bizcocho recién hecho relleno de chocolate negro.

Un trozo de chocolate con ralladura de naranja, un bombón relleno de licor y cereza, ¡un refresco de té al limón!.

Parece increíble encontrar notas a estos sabores en un café, pero así son los cafés especiales, así es Cosmos...


Compartir esta publicación